El Gobierno endurecerá las penas por hurtos en viviendas y comercios.

Se suprimirá la falta de hurto en el Código Penal y se introducirá un supuesto agravado aplicable a la delincuencia profesional y organizada. Los supuestos de menor gravedad, que anteriormente se sancionaban como falta, se regularán tras la reforma como delitos leves. Es decir, con la reforma los delincuentes profesionales que anteriormente eran condenados por meras faltas, podrán ser condenados como autores de un tipo agravado castigado con penas de uno a tres años de prisión que, en los casos más graves, podrían incrementarse hasta llegar a los cuatro años de prisión

imagen noticiaEl Ministerio de Justicia propone una reforma del Código Penal que se encuentra en tramitación parlamentaria para hacer frente a los delitos patrimoniales, es decir, los robos en viviendas y comercios. Actualmente, el 75% de los hurtos que se producen son de carácter profesional, sin que se haya observado un aumento significativo del llamado hurto famélico o causado por la extrema necesidad. Por eso, se suprimirá la falta de hurto y se introducirá un supuesto agravado aplicable a la delincuencia profesional y organizada.

Los supuestos de menor gravedad, que anteriormente se sancionaban como falta, se regularán tras la reforma como delitos leves. Además, se excluirá la consideración de leves de todos aquellos delitos en los que concurra alguna circunstancia de agravación. Es decir, con la reforma los delincuentes profesionales que anteriormente eran condenados por meras faltas, podrán ser condenados como autores de un tipo agravado castigado con penas de uno a tres años de prisión que, en los casos más graves, podrían incrementarse hasta llegar a los cuatro años de prisión.

También se modificará el catálogo de agravantes específicas de los delitos patrimoniales, que pasarán a ser aplicables a los delitos de hurto y a todas las modalidades de robo, y se incluirán los supuestos de aprovechamiento de la situación de desamparo de la víctima (como sucede en las situaciones de catástrofe o calamidad pública), profesionalidad delictiva, utilización de menores de edad, porte de armas y actuación conjunta de varios miembros de un grupo u organización dedicados a la comisión de estos delitos.

También se introducirá un tipo agravado en el delito de receptación, cuando se trate de bienes o efectos de especial protección o cuya sustracción dé lugar a un delito contra el patrimonio de mayor gravedad. Así se pretende desincentivar tanto la sustracción de dichos bienes como su venta o tráfico ilícito. Y el robo con fuerza pasará a incluir los supuestos en los que la fuerza se utiliza para abandonar el lugar con el botín. Y se incluirá un nuevo supuesto agravado determinado por el modo de comisión, como el empleo de butrones o alunizajes, o la gravedad de los daños causados.

FUENTE:salamanca24horas.com

Show Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *