La crisis del COVID-19 no solo nos afecta a nuestra vida personal, también puede afectarnos en nuestra vida laboral. Muchas personas desconocen que son necesarios varios requisitos para que las empresas puedan recurrir a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo),. Conocer dichas condiciones es importante para saber si realmente pueden despedirme durante el estado de alarma.

El artículo 2 del Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo, establece que, durante el periodo de alarma, no se podrán realizar extinciones de contrato ni despidos objetivos cuando su justificación sean causas objetivas económicas, técnicas, organizativas y de producción por la crisis del coronavirus. Este tipo de despidos tienen como indemnización 20 días de salario por año trabajado y con un máximo de 12 mensualidades

Entonces, ¿es posible que me despidan durante el estado de alarma? La respuesta es sí, pero la empresa no debe realizarlo como un despido objetivo, sino que tendría que hacerlo a través de la modalidad de despido disciplinario. El despido disciplinario se consideraría despido improcedente por no existir causa justificada para el despido, por lo que el empleado tendría derecho a una indemnización de 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Aunque se pueda realizar un despido improcedente si el trabajador no está de acuerdo puede reclamar, aunque hoy por hoy los plazos administrativos y judiciales están suspendidos por el estado de alarma.

En definitiva nos conviene conocer bien las causas de despido para determinar si nuestro despido es objetivo (más desfavorable para el trabajador) o se trata de un despido disciplinario, con el que obtendríamos una mejor indemnización. En SOS Abogados te asesoramos laboralmente y resolvemos todas tus dudas sin compromiso.