El pasado 30 de junio de 2020, el Tribunal Superior de Justicia de Valladolid resolvió la siguiente sentencia a nuestro favor:

El cliente estaba trabajando en una importante empresa del sector del automóvil desde 31 de agosto de 2016 hasta el 30 de junio de 2017, con la categoría profesional de especialista de base con un contrato a tiempo parcial.

Su función principal era la de cargar y montar las piezas, cuando empezó a tener dolores en la mano, por lo que acudió al médico.

Al principio le decían que no tenía nada, más tarde decidió acercarse a urgencias y fue diagnosticado con el síndrome de túnel carpiano.

Por su parte, la empresa y la mutua alegaban que la baja médica tenía que ser por enfermedad común, y que no tenía que ver con el puesto que realizaba en la empresa. El cliente llevó el caso hasta nuestros despachos, por lo que decidimos ayudarle.

Llevamos el caso al Juzgado de lo social nº1 de Salamanca, que lo desestimó, y recurrimos en suplicación al Tribunal Superior de Justicia de Valladolid. El 30 de junio de 2020, este órgano resuelve que la incapacidad temporal del cliente deriva de esta actividad profesional.

¿Tienes un caso parecido y no sabes cómo actuar? Ponte en contacto con nosotros en el 923 266 885 o en info@sosabogados.com ¡Recuerda que la primera consulta es GRATIS!