El pasado diciembre de 2021 se publicó en el BOE el Decreto Ley por el cual se aprueba la nueva Reforma Laboral. Esta reforma entrará en vigor el próximo 30 de marzo de 2022 y su importancia recae en una serie de modificaciones que te explicamos a continuación.

Contratación

Las nuevas modificaciones en cuanto a contratación entrarán en vigor el próximo 30 de marzo de 2022, por lo que, a partir de esa fecha todos los contratos deberán ajustarse a la nueva normativa aplicable.

Los dos contratos más afectados por la reforma son el contrato fijo discontinuo y el contrato por obra.

Contrato indefinido

La nueva reforma introduce con carácter prioritario la contratación indefinida para evitar la temporalidad en el mercado laboral. Únicamente se podrán hacer contratos temporales de duración determinada cuando se trate de una sustitución (pudiendo incorporarse el nuevo trabajador hasta 15 días antes de que se realice la sustitución) o por circunstancias de la producción o incremento imprevisible.

Además, se modifica la encadenación de contratos, limitándola a 18 meses en un periodo de 24. Anteriormente se trataba de 24 meses en un periodo de 30.

Contrato fijo discontinuo

Se introducen para aquellos sectores con una alta temporalidad, donde se trabaja durante pocos meses al año. Su objetivo es dotar a los trabajadores con los derechos propios de la contratación indefinida, incluyendo la indemnización por despido.

Contratos formativos

La nueva reforma introduce dos tipos de contratos:

  • Contrato de formación dual (alternancia formación-trabajo).

Su duración está entre tres meses y dos años, e intenta compatibilizar el proceso formativo con la vida laboral. La retribución debe ser siempre superior al SMI y según convenio.

  • Contrato de prácticas o para la obtención de práctica profesional).

Este contrato tiene una duración entre seis meses y un año, y está dirigido a aquellas personas con títulos de Formación Profesional, grados medio y superior, especialistas o títulos universitarios. Su retribución dependerá del convenio, pero nunca podrá ser menor al SMI.

Contratas y Subcontratas

En este aspecto las empresas que convengan los servicios de estas empresas deberán aplicarle su propio convenio o el del sector, en consonancia con la labor que desempeñen los trabajadores.

Ultraactividad de los Convenios Colectivos

La normativa vigente establece que los Convenios Colectivos de las empresas deberán ajustarse como mínimo al convenio sectorial. A partir de aquí, la nueva reforma establece que la negociación de un nuevo convenio podrá extenderse a lo largo de los meses cuanto sea necesario, eliminando la obligatoriedad de no superar los 12 meses. En estos casos, y hasta que se apruebe el nuevo convenio, seguirá en vigor el último que se haya pactado en la compañía. 

Modificaciones en los ERTEs

Tras la pandemia derivada de la COVID-19, muchas empresas han tenido que acogerse a ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), para poder sobrevivir durante este periodo. Es por este motivo por el que la reforma introduce medidas facilitadoras para las compañías cuando sea necesario acogerse a ERTEs.

Incremento de las medidas sancionadoras

El sistema sancionador, por el cual la ITSS atribuye multas en grado del delito cometido, ha aumentado sus cuantías. Tras la reforma, según el grado, se establecen:

  • Grado bajo. De 1.000€ a 2.000€
  • Grado medio. De 2.000€ a 5.000€
  • Grado alto. De 5.000€ a 10.000€

En definitiva, la Reforma Laboral 2022 disminuye la temporalidad del mercado laboral salvo causa justificada, modifica los contratos, facilita la negociación del Convenio Colectivo, incrementa las sanciones y la facilidad para acogerse a un ERTE.

En SOS Abogados somos especialistas en Derecho Laboral. Te aconsejaremos y ayudaremos, ofreciendo la mejor solución a tu problema mediante una atención personalizada y con profesionales especializados que resolverán todas tus dudas.